Terapia Familiar

Muchos de nosotros y nosotras hemos necesitado, en algún momento de nuestra vida, de una ayuda extra para resolver alguna situación conflictiva en la que estábamos inmersos y que afectaba de alguna manera a toda la familia y a la convivencia diaria.

Todas las familias, en su recorrido de vida, experimentan algún periodo de crisis, de dificultad, que puede ser dado por causas internas o externas a la familia y puede durar más o menos tiempo. Es en estas situaciones, cuando experimentamos desánimo y una cierta sensación de pérdida de control ante todas las circunstancias que nos ocurren. A veces vemos cómo se van incrementando cada vez más los problemas y que las soluciones que ponemos en práctica no tienen resultados. Estos problemas también suelen afectar a la convivencia familiar y van deteriorando la comunicación y la relación entre los miembros de la familia. En estos momentos la terapia familiar puede proponer nuevas soluciones para fortalecer la familia ante las crisis o para abordar las dificultades concretas que muestra una persona, dentro de la vida común familiar.

Es el momento de solicitar ayuda

Muchas veces no necesitamos una terapia en sentido estricto. Simplemente se trata de poner exponer la situación o problema, y que los miembros de la familia dialoguen, en presencia de un tercero que nos acompaña. Lo que sirve para conseguir una mejor gestión del conflicto en el que estamos todos envueltos.

Otras veces necesitamos terapia. Las terapias psicológicas individuales o familiares, ayudan a mejorar las relaciones y a lograr un cambio a nivel de pensamientos, sentimientos y conductas entre todos los que convivimos. La figura del terapeuta, actúa como un “facilitador” de este cambio que incide positivamente en las reglas, comunicación y funcionamiento que sustentan nuestra vida en familia.

Los problemas que se pueden abordar en la terapia familiar son múltiples, tales como: problemas de relación de pareja, dificultades con la educación de nuestros hijos e hijas (crianza, escolaridad, conductas difíciles, problemas emocionales, etc.), cambios inesperados (procesos de pérdida y duelo familiar, migraciones,  enfermedades crónicas o graves,  etc.), crisis situacionales (dificultades económicas, desempleo, sobrecarga de los padres en el cuidado de los hijos,  etc.), cambios propios en el desarrollo vital de la familia (nacimiento de hijos, adolescencia, hijos mayores de edad, emancipación,  etc.) cambios en la composición familiar (adopción, divorcios, formación de nuevas parejas y nuevas familias , dificultades de adaptación de las niñas y niños, problemas de relación entre hermanos etc,).

Éxito Terapéutico

  • Con 15 años de experiencia y formación en Terapia Familiar y Grupal.
  • Contamos con 10 terapeutas especialistas en:
    • Adolescentes con dificultades de convivencia familiar y/o escolar.
    • Familias monomarentales-monoparentales.
    • Familias adoptivas y familias acogedoras.
  • Los terapeutas son especialistas en Terapia Familiar Sistémica y cumplen con los criterios establecidos por los sistemas de acreditación de la práctica profesional vigente en la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas 
  • Se asume una posición activa y comprometida, con el objetivo principal de apoyar la salud relacional de la familia.
  • Existe un Plan de acción para cada situación, donde se combina el trabajo terapéutico con la familia, con la coordinación entre todos los profesionales implicados y el trabajo en red.
  • El Servicio atiende al 90% de las familias de forma gratuita.

Somos especialistas en:

  • Mejorar la convivencia o las relaciones familiares y llegar a acuerdos en los conflictos en la pareja, entre padres e hijos, o con otros miembros de la familia.
  • Lograr cambios y modificaciones en el comportamiento de adolescentes, elaborando planes de trabajo realistas con metas alcanzables.
  • Aumentar la comunicación en la pareja, entre padres, madres hijos e hijas, ayudando a la familia a que se entiendan mejor y se sientan más cerca.
  • Crear vínculo y adaptar el lenguaje a los niños y niñas y a sus familias.
  • Terapia, Mediación y Orientación Familiar.

Servicio de atención psicológica del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) en Huesca y Teruel

Desde Fundación Adcara se gestiona el Servicio de Atención Psicológica donde se ayuda a la mujer a través de la escucha activa, proporcionándole información y apoyo psicológico, a desarrollar y potenciar los recursos personales que le permitan afrontar los conflictos que se le presentan y que le están creando algún tipo de malestar prestando especial atención a situaciones de violencia de género o violencia doméstica.

Más información